Aunque muchos jóvenes no se animan a emprender en terreno offline, si lo hace en el online ¿por qué le tienen menos miedo al autoempleo digital? El buen manejo de casi todos ellos en las nuevas tecnologías, el futuro que supone la red y la baja o nula inversión necesaria para emprender un negocio en Internet son los alicientes para que muchos jóvenes se inicien a la carrera del emprendimiento digital. Aunque no por ser digital e innovador contamos con el éxito asegurado.

¿Hay diferencia entre emprender online y offline? La diferencia es poca siempre y cuando valoremos las necesidades de nuestro negocio: ¿es un portal de referencia para un sector?, ¿una tienda e-commerce?, ¿un periódico digital?,… son muchas las opciones posibles y cada una requiere un nivel de implicación humana, estructural y financiera diferente.

De manera general, los pasos que debemos dar para crear un negocio de autoempleo digital no distan mucho de los que debemos dar cuando se trata de un negocio o un comercio convencional.

1. Crear un plan de negocio bien estructurado para presentar por escrito nuestra idea y proyecto empresarial.

2. Pedir consejo a profesionales que nos asesoren sobre la viabilidad del proyecto, por ejemplo en una universidad o escuela de negocios, una incubadora empresarial o en una asociación de jóvenes empresarios.

3. Visitar a nuestras fuentes de financiación, empezando por las fuentes primarios como amigos, familia,… y siguiendo con bancos, cajas, inversores y Business Angels.

4. Valorar la necesidad de un equipo para emprender el negocio: un socio que se encargue de la parte técnica, un comercial, un diseñador gráfico,… al mismo tiempo que plantear dónde ubicar físicamente la empresa: un despacho, un centro de negocios, el garaje de nuestra casa,…

5. Hacer contactos. Asistir a ferias, eventos y jornadas en los que establecer contactos, conocer otros profesionales y adquirir nuevos puntos de vista a través de la experiencia y el conocimiento de otros emprendedores.

¿Estas claves aseguran el éxito? Nada está asegurado, influyen multitud de factores: desde estar en el momento apropiado, hasta dar con el equipo más acertado. Aunque, desde luego, este puede ser el comienzo de un gran proyecto emprendedor y de lo que no cabe duda es que muchos jóvenes tienen puestas su miradas, un montón de buenas ideas e ilusiones en Internet como medio para «buscarse la vida».

Habrá que estar atento a este fenómeno creciente.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *