1.- Presentar simultáneamente dibujos o figuras con las palabras que los designan. Primero se presenta dibujo y palabra, para que la memorice y la asocie al dibujo. Después de varias sesiones se presenta la palabra sin el dibujo y el niño tiene que decir la palabra.

2.- Hacer leer grupos de palabras que tienen en común varias letras. Por ejemplo avión, camión, gorrión, etc.

3.- Presentar palabras homófonas con sus significados y con sus representaciones. Por ejemplo: tubo / tuvo, echa / hecha, vaca / baca, etc.

4.-Leer repetidamente palabras y frases, que hayan sido seleccionadas de un texto que se va a leer posteriormente.

5.- Leer repetidamente un mismo texto hasta que alcance un buen nivel de velocidad y de precisión lectora. Después se pasa a otro texto distinto. Al comienzo se empieza con textos cortos y después se van alargando.

6.- Buscar en un determinado texto palabras, frases, ideas, etc.

7.- Leer un texto primero y después volver a leerlo, suprimiendo las palabras más importantes del mismo. Se puede empezar suprimiendo conjunciones, artículos, etc., y después pasar a suprimir nombres, adjetivos, etc.

8.- Leer el texto en voz alta mientras el niño simultáneamente lo lee en silencio, aportando una explicación global del texto y de cada frase, destacando las palabras más inusuales con el objetivo de que el niño aprenda por imitación.

9.- Realizar la siguiente secuencia:

a. Escribir una palabra en la que el niño tiene dificultades.

b. Leer el niño la palabra, si fuera necesario, con ayuda.

c. El niño escribe la palabra mientras va pronunciando las letras.

d. Compara lo que ha escrito con lo escrito por el adulto, educador o terapeuta.

e. Corregir errores si los hubiera.

f. Escribir de memoria la palabra.

g. Comprobar si ha habido errores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *