En el post de hoy traemos algunas sugerencias que a nuestro juicio hay que tener presentes cuando estamos trabajando con niños con un trastorno de las funciones instrumentales en lectoescritura.

Tómelas el lector, en todo caso, como una batería de sugerencias. No queremos «hablar ex cathedra», por supuesto.

* No conviene utilizar el método global para el aprendizaje de la lectura.

* Debemos animar al sujeto a que escriba con letra cursiva y pronuncie las palabras al mismo tiempo que las va escribiendo.

* Conviene que le prestemos una ayuda individual y personalizada, que sea la mejor ayuda que podamos.

* Debemos comprobar siempre, que ha entendido el material escrito recibido.

* Debemos permitirle el uso de medios informáticos, calculadora y correctores ortográficos.

* Debemos enseñarle a tomar apuntes mediante notas breves, que sinteticen el contenido de una explicación.

* Siempre que sea posible evitar copiar de la pizarra, dándole una fotocopia, por ejemplo.

* No conviene hacerle repetir un trabajo escrito, por errores ortográficos.

* El educador o terapeuta debe asegurarse que ante un problema el niño ha comprendido el enunciado.

ACTITUD DEL EDUCADOR – TERAPEUTA

* Debemos prestarle una atención especial y animarle a preguntar cuando tenga alguna duda.

* No debemos pretender que alcance un nivel lector igual al de los demás niños.

* Conviene recordar que requiere más tiempo que los demás para terminar sus tareas.

* Debemos destacar los aspectos positivos en su trabajo.

* Debemos valorar los progresos de acuerdo con su esfuerzo, no con el nivel del resto de la clase.

* No conviene ridiculizarle nunca, y menos por dificultades achacables a esta dificultad.

* Debemos considerar que escuchar y escribir simultáneamente puede resultarle muy difícil.

* Debemos comprender que se puede distraer con mayor facilidad que los demás, puesto que la lectura le supone un sobreesfuerzo.

* Tenemos que explicar al sujeto que conocemos su dificultad y que vamos a hacer todo lo posible para prestarle la mejor ayuda.

EVALUACIÓN

* Debemos valorar los trabajos por su contenido, no por los errores ortográficos.

* En las evaluaciones y controles valorar siempre una parte escrita y una oral.

* Un criterio ortográfico no debe condicionar el resultado de una nota.

* En un control, el factor tiempo no debe condicional el resultado final.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *