Lfi consultores ha publicado en su blog recientemente una entrada que compartimos y queremos compartir y ayudar a difundir.

Y ahora queremos hablaros del «pensamiento negativo» y sus fatídicas consecuencias.

PENSAMIENTO NEGATIVO

Entendemos que es difícil sacar adelante una familia, negocio o empresa ante la actual situación económica, pero estoy harto de una enfermedad muy habitual que veo en varios de mis clientes o conocidos: el pensamiento negativo.

Pensamos al revés y esta forma de actuar ¡nos hace mucho daño!

Síntoma: pensamos en «despidos», en lugar de «contrataciones». Consecuencia: familias asustadas y emprendedores reacios a contratar. Alternativa saludable: personas buscando empleo activamente y emprendedores que contraten empleados.

Síntoma: Pensamos en posibles engaños, en lugar de abrirnos a la colaboración. Consecuencia: Pérdidas de oportunidades laborales y comerciales. Alternativa saludable: compartir experiencias y colaborar entre nosotros para salir adelante.

Síntoma: Pensamos que España «se va al garete», en lugar de ver que España es un gran país. Consecuencia: ciudadanos bloqueados y temerosos. Alternativa saludable: ciudadanos orgullosos de vivir donde viven y comprometidos, con mentalidad ganadora y motivados.

Síntoma: pensamos que nuestro negocio se hunde. Consecuencia: autónomos y empresarios con una rutina pesimista y donde no vislumbran la salida del túnel. Alternativa saludable: intraemprender en tu propio negocio, pensar «cómo hago para reflotarlo» y lo más importante: HACERLO.

Síntoma: Pensamos que no podemos, cuando ni siquiera lo intentamos. Muy habitual pensar esto hoy en temas de financiación. Consecuencia: pensar «para qué voy a ir al Banco si no me van a dar lo que pido». Alternativa saludable: búsqueda activa de financiación en varias entidades (con método y cabeza, pero decididos a encontrarla).

Síntoma: Pensamos en «fracaso», en lugar de «éxito». Consecuencia: seguiremos enfrascados en la negatividad, no salimos de ese círculo vicioso. Alternativa saludable: mírate al espejo cuando te levantes y sonríete a ti mismo, empezarás mejor el día. Cree en ti mismo.

¿A que suenan mejor las «ALTERNATIVAS SALUDABLES»?

Implantemos en nuestras vidas la cultura del Pensamiento Positivo.

Esforcémonos en pensar lo que nos cuesta pensar…

¿Cuesta pensar que podemos ser ricos en el futuro? Entonces pensémoslo.

¿Cuesta pensar que mi negocio será un éxito los próximos años? Entonces pensémoslo.

¿Cuesta pensar que soy capaz de superar todas las dificultades? Entonces pensémoslo.

Identifiquemos el pensamiento positivo con esa fórmula: si nos cuesta creer o pensar que algo en concreto pueda suceder… ENTONCES PENSÉMOSLO CONSTANTEMENTE para que suceda.

Ya sé que no somos originales en este artículo hablando de «motivación», hoy muchas personas hablan de ello y el tema está muy manido. Si os planteamos esta reflexión es porque últimamente vemos que muchos de nuestros servicios de consultoría empresarial o familiar necesitan incorporar primero un módulo de motivación antes de entrar a ayudarles en su necesidad concreta. Encantados de ayudar así a nuestros clientes, pero está claro que si un cliente entrara al despacho con una actitud positiva, seguro que podríamos ver la luz en su problema mucho antes y podría resolverlo más rápidamente.

SAL DE ESA BURBUJA NEGATIVA Y TRABAJA DURAMENTE, sin excusas y sin dudas. YA. Tu futuro y el de los tuyos está en juego y con eso no se juega…

Y si, a pesar de lo que te hemos contado, sigues confiando más en la SUERTE que en el TRABAJO DIARIO… entonces amigo te recomendamos otra cosa: que la SUERTE te encuentre OPTIMISTA, TRABAJANDO e implantando en tu vida diaria ALTERNATIVAS SALUDABLES.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *