En tiempos de crisis es necesario optimizar al máximo los recursos y en cualquier compañía uno de los mayores activos es su personal. Por ello, la capital aragonesa acogió el octubre pasado la jornada «Tecnología y personas: aplicaciones para la gestión de recursos humanos». Se trató del primer encuentro de estas características que se celebra y estuvo organizado por la consultora Thinking People y la Asociación Española de dirección y Desarrollo de Personas.

Esta primera jornada se centró en los beneficios que reporta a las diferentes compañías la incorporación de las nuevas tecnologías, en especial las relacionadas con la informática, al tratamiento de esta actividad.

En la actualidad, la gestión de los recursos humanos tiene grandes carencias, ya que depende de sistemas de trabajo obsoletos que cargan de trabajo innecesario a los departamentos y llevan, en muchos casos, a errores de organización.

Todos los asistentes coincidieron en subrayar que la mayor baza con la que cuenta una empresa es su personal, muchas veces desaprovechado por esas carencias en la gestión de los empleados. Para el director de Thinking People en Zaragoza, Manuel Fandos, la única forma de afrontar con garantías el futuro es el ‘matrimonio’ entre nuevas tecnologías y recursos humanos ya que se convierte en uno de los principales activos de la organización y en un claro elemento diferenciador. Además, destacó que la aplicación de nuevas tecnologías redunda en un incremento de la competitividad, así como en la generación de un importante valor añadido y un notable incremento del grado de innovación en la empresa.

Precisamente una de las novedosas herramientas que ya se están aplicando en este sector, y a la que Manuel Fandos dedicó parte de su intervención, es el software Meta4. Para explicarlo con más detalle acudió el director de Midmarket, Tomás San Román, que comparó la actual gestión de los RR. HH. con una serie de pequeñas islas aisladas, en referencia a los diferentes programas que se aplican para llevar a cabo la misma actividad. San Román incidió en que se debe cambiar a una rutina de trabajo que integre nuevas soluciones, puesto que en la actualidad estos departamentos tienen que ‘sobrevivir día a día’ a base de medidas no integradas. Durante su intervención, San Román utilizó la Pirámide de Maslow sobre las necesidades humanas para referirse a la actividad dentro de las empresas. En su opinión, la mayor parte de las compañías apenas llegan al primer escalón -el de la gestión de nóminas- y se debe realizar una importante inversión para continuar trabajando y alcanzar la cúspide de la pirámide, una gestión avanzada de los recursos humanos.

Este objetivo requiere un continuo esfuerzo empresarial, ya que se trata de un sector muy cambiante. En este sentido, se refirió a la utilización de algunas medidas que ya se han puesto en marcha, como el portal del empleado o el portal del manager. De ambos destacó que, probablemente, son las herramientas de márquetin interno más útiles dentro de una empresa, ya que suponen una auténtica revolución a la hora de descargar de trabajo al departamento de recursos humanos y, además, mejora radicalmente la comunicación dentro de la propia compañía.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *